Discursos, planes y estrategias para la creación de empresas en Castilla y León

Se presenta la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos 2016-2020 para tratar de cumplir una promesa de 2014.

0
124

Mañana tendrá lugar en el Museo de la Evolución Humana de Burgos el acto de presentación de la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos 2016-2020. Con cierto retraso, se conocerán las medidas que la Junta de Castilla y León pondrá en marcha para dar cumplimiento a la promesa de crear 8.000 empresas en dos años que el Presidente Herrera realizó en el año 2015.

Sin embargo, lo realmente embarazoso es que esa misma promesa ya fue realizada por Juan Vicente Herrera en el año 2014. El loable objetivo fue anunciado por primera vez, a bombo y platillo, en el Debate sobre Política General del año 2014; la Junta de Castilla y León se comprometió, ya entonces, a trabajar para conseguirlo, recogiéndolo en el Plan de Apoyo a la Creación de Empresas 2014-2016 que fue publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León de 14 de abril de ese mismo año.

Un año más tarde, exactamente el 2 de julio de 2015, Juan Vicente Herrera presentó en su discurso de investidura, esta supuesta medida novedosa, declarando “Nuestro primer compromiso al respecto es favorecer las condiciones necesarias para la creación de 8.000 nuevas empresas en los dos primeros años de la Legislatura”.

¿Qué fue del objetivo inicial de crear 8.000 empresas mediante un “Plan 2014-2016”? Se verá qué sucede con el segundo anuncio de favorecer la constitución de otras 8.000 empresas entre 2015 y 2017; parece que este segundo intento ha ido tomando forma con la comparecencia de la Consejera de Economía y Hacienda el 1 de septiembre de 2015 ante las Cortes de Castilla y León para explicar sus objetivos de legislatura.

La Consejera del Olmo hizo énfasis en que “se va a desarrollar una política de emprendimiento que facilite e impulse la creación de empresas en Castilla y León”, y recordaba la promesa del presidente Herrera que “cuantificaba ese compromiso en la creación en los dos primeros años de la legislatura de 8.000 nuevas empresas, 1.000 de ellas de base tecnológica innovadora en toda la legislatura”. Para ello anunciaba “el compromiso de elaboración de una Estrategia Integral de Emprendimiento e Innovación” y fijaba un plazo al decir que “se va a aprobar en el seno del Diálogo Social durante el segundo trimestre de 2016”.

A dos días de finalizar el segundo trimestre de 2016, en el Debate sobre Política General celebrado el 29 de junio de 2016, el Presidente Herrera anunció un nuevo plazo para aprobar la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos, concretamente, “antes de octubre”.

Después de tantas idas y venidas, al fin llegamos al día D donde se conocerá la ansiada y esperada Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos. Se espera, como no podría ser de otra forma, que se vuelva a hablar de crear 8.000 empresas. Un número redondo que puede sugerir un gran logro el alcanzarlo. Los datos dicen otra cosa.

El Plan de Apoyo a la Creación de Empresas 2014-2016 se fijaba como objetivo “la creación de 8.050 empresas (tanto en forma jurídica de empresario individual como societaria)” y con énfasis lo repitió el Presidente Herrera en el debate de 2014.

Ahora bien, como podemos observar en el gráfico que aparece a continuación sobre la Evolución del número de Sociedades constituidas en Castilla y León, en los cinco años anteriores a 2014, años de crisis, en Castilla y León se estuvieron creando una media de 3.026 sociedades mercantiles anuales. Haciendo una proyección de futuro y sin contar con la supuesta recuperación económica, en el periodo 2014-2016 se crearían 9.078 empresas. A esta cantidad hay que incluir al empresario individual o autónomo. Sólo en el año 2014, por ejemplo, las altas de autónomos en Castilla y León ascendieron a 37.015.

Fuente: INE y elaboración propia.
Fuente: INE y elaboración propia.

Con estos números, la creación de 8.000 empresas equivaldría al 20% del total de altas de autónomos y sociedades constituidas en el año 2014. Para un periodo de dos años, representaría menos del 15%.

Haciendo un ejercicio de racionalidad, lo más importante sería fijar unos objetivos cualitativos más que meramente de carácter cuantitativo. Un ejemplo de ello consistiría en trabajar por generar actividad industrial en lugar de incidir en los servicios; España posee más empresas que países como Alemania o Reino Unido por lo que casi les dobla en número de empresas por cada 1.000 habitantes.

Fuente: Eurostat y elaboración propia. Año 2014.
Fuente: Eurostat y elaboración propia. Año 2014.

Se espera que mañana se hable de acciones de profundo calado socioeconómico que decidan el rumbo de esta región, cada día más despoblada y envejecida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here